Cuentos del vino

Estándar

DSC_0571La continuidad de los vinos (A la salud de Cortázar)

La velada estaba siendo una más; pero pronto mejoraría la jornada.

Unas frases escritas en la botella llamaron mi atención. Narraban la historia de un caldo maldito, poseído por el espíritu de un viticultor. Un hombre envidioso con el alma sarmentada por la codicia, al que infartó su desmesurada competitividad: el año que otra bodega vecina extrajo de la tierra mejor elixir que el suyo.

Desde entonces, cuenta la leyenda urbana que mi espíritu vaga entre esas botellas, dando sustos de muerte a quienes las sostienen entre sus manos; apareciéndome por la espalda; mientras leen mi historia en la etiqueta al dorso de la botella…

***

Como él vino

“Saborea el quejido de bisagras en tus neuronas, el silbido de cada emoción. Se el ahora, el hoy. Se el presente: vívelo.”

De una botella sale el genio, el genio que se materializa a tu lado con una copa en la mano. De la botella también salen: sátiros, bárbaros, y hasta zombies. Pero salen sueños, risas envueltas en papel de regalo, palabras guardadas bajo mil candados.
Descorchar, es un acto neutro: solo un medio que abre la puerta al álter ego que todos llevamos dentro.

***

Cuando él vino

Encontró la botella bajo la casa, en el recinto para la leña. Una copa con forma de plumilla sangrante apareció al limpiarla. Con ella decoró el aparador. Una tarde de bodega vacía, el atardecer quiso encontrarle sentado en la terraza sin nada en los labios. Se acordó entonces de la botella, y mientras las nubes hacían la colada; la descorchó. Del caldo antiguo emergió un genio ataviado de promesas:
–¿Qué es lo que ahora más quieres? –le dijo.
–Nada, gracias. Lo que ahora más quiero, ya lo tengo.
Y meció la copa entre sus dedos, oliendo el brebaje, a la par que el sol regaba con su vino el cielo.

Anuncios

Acerca de Alisa De Trevi: Ali.

Alisa De Trevi es el nombre que recoje a mi persona y a todas aquellas de las que bebo, a las que debo la inspiración para crear y vivir, ya que lo segundo es para mí un esfuerzo y lo primero lo que necesito para sobrellevarlo. De ahí la insitencia de que mi nombre es simplemente: “Ali”. De la rama de ciencias puras pero alma versada; aprendiz de todo, maestra de nada. Muy a mi pesar, los múltiples estudios que inicié tuve que abandonarlos por problemas de salud: “¡Bendita salud! que nos trae aquí hoy”. A donde me llega el recuerdo, me veo desde muy niña escribiendo, dibujando; pero han sido las largas convalecencias y el amor los que han hecho germinar en mí el valor y el deseo por compartir lo creado. Mi mayor logro ha sido, y es, rehacerme cada día. Antes de morir, solo desearía encontrarme con los de mi subespecie. trazosdeverso.com

Se mi cómplice activo: ¡coméntame! (Sin la opinión del otrx, no existe la mejora)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s