Archivo del Autor: Alisa De Trevi: Ali.

Acerca de Alisa De Trevi: Ali.

Alisa De Trevi es el nombre que recoje a mi persona y a todas aquellas de las que bebo, a las que debo la inspiración para crear y vivir, ya que lo segundo es para mí un esfuerzo y lo primero lo que necesito para sobrellevarlo. De ahí la insitencia de que mi nombre es simplemente: “Ali”. De la rama de ciencias puras pero alma versada; aprendiz de todo, maestra de nada. Muy a mi pesar, los múltiples estudios que inicié tuve que abandonarlos por problemas de salud: “¡Bendita salud! que nos trae aquí hoy”. A donde me llega el recuerdo, me veo desde muy niña escribiendo, dibujando; pero han sido las largas convalecencias y el amor los que han hecho germinar en mí el valor y el deseo por compartir lo creado. Mi mayor logro ha sido, y es, rehacerme cada día. Antes de morir, solo desearía encontrarme con los de mi subespecie. trazosdeverso.com

Lengua castellana

Estándar

Para Luisa, mi profe de Lengua del instituto:

gracias por enseñarnos que las lenguas están vivas y que las hacemos los hablantes.

Porque la nuestra no tiene por qué seguir siéndolo.

Gracias a la musa Berni por ser esa mujer castellana, y entera.

 

Lengua Castellana

Lengua Castellana

Me gusta…

Ser a veces,

Un poco zorra;

Y decirte: “Amor, no vengas”,

Para que así, vengas;

Y tumbarme entonces panza arriba,

Y ser tu perra,

Para que me rasques la barriga

Dejándolo todo a medias.

Me gusta ser a veces una cualquiera,

Observarte en la distancia,

Mirarnos a los ojos,

Como si no me conocieras,

Y volverme entonces callejera

Y encontrarnos en una esquina

Y jugar… a darnos la hora

                                                   como turistas.

Me gusta ser un poco aventurera

Y vivir sin mapas ni rutas traicioneras;

Me gusta, ser un poco mujerzuela,

Y beber a morro de tu cerveza,

Gritar en mitad de la avenida: “¡Obscenidades!”,

Escandalizar rutinas, sin verdades.

Me gusta ser una mujer de la vida que esquiva la muerte atrevida.

 Me gusta ser una mujer pública,

Descorazonarme a micro abierto,

Abrazar desconocidxs,

Dejar mis sentimientos sobre la barra,

Ser… una nudista del alma.

 Pero juro sobre Babel,

Con este corazón de papel,

Que lo que más me gusta

Es la libertad que saboreo en tus manos:

Ser… una heroína,

Ser… una puta;

Sin adicciones, sin mentiras,

Con realidades esfera

Entre tus brazos

Sintiéndome

Entera.

 

El erotismo calza los detalles

Anuncios

Monolítica

Estándar

“El interior del túmulo latía con la danza de las llamas. Olía a tierra húmeda caliente. Sombras, de cerámicas y divinidades talladas en hueso, aguardaban mi último suspiro, como yo mismo. Las caras de los míos se coleccionaban titilantes a mi alredor. Sólo cabía el silencio.

Hasta que una ola de murmullos fue creciendo, interrumpiendo así mis últimos recuerdos…”

(Continuación: http://lasdoscastillas.net/monolitica-por-alisa-de-trevi-escritos/ )

Vencejos marrones en la noche (basado en hechos reales)

Estándar

En memoria de Rebeca Borras Bonet

D         Pinto,

Leo.

 

P          Tú viniste a mí

Así…

 

Desperté en mitad de la neblina del spray y, te sentí en mi corazón, pronunciando mi nombre con amor, te escuché pensando en mi mural, paladeando sus sombras y relieves. Tú no sabías que yo podía leerte, y supe que eras sincera, y crecí, como un árbol entre tus emociones, pinté como nunca antes había pintado, sin cometer ni un fallo, volqué mi alma en aquellas pintadas, quería levantar la mirada, dejar los botes y buscarte, pero no podía… http://lasdoscastillas.net/vencejos-marrones-en-la-noche-por-alisa-de-trevi-relatos/

A tiempo

Estándar

Samaris – Ég Vildi Fegin Verða
https://youtu.be/bWPg46hNjfo

A tiempo

Los sueños hablan lo que el inconsciente teme y calla

Iba de camino al coche, a buscar la caja de pinturas, como siempre en los

últimos días de septiembre, cruzaba el puente, y sin saber por qué, me

encontré acelerando el paso, como si alguien me estuviera esperando.

Iba con la mano sobrevolando la piedra esculpida por el cielo,

manteniendo con ella un diálogo al tacto, iba tarareando, hasta que llegué

al semáforo. Levanté la vista y allí estabas, del otro lado: una mirada tras

unas gafas de sol; la misma que vestía yo. El verde nos puso en

movimiento, tú ibas subido en tu bicicleta, el tiempo se guardó el reloj de

pulsera, me acercó a tus bucles castaños, a tu bigote y barba cobrizos de

luz, me acercó a esa mirada que escondía el cristal tintado, la mirada con

la que se toca el corazón. Nos cruzamos. Nos miramos; más allá de los

ojos, recordé; tarde, tarde recordé, que ayer había soñado contigo, y

conmigo.

Soñé contigo, cruzábamos nuestras almas, nuestros destinos; yo iba a

pintar vidrieras, tú venías con tu cabeza llena de ideas. Soñé contigo, y tu

mirada me traspasó. Al despertar, tuve la certeza de que nos cruzaríamos

de nuevo, en el mundo real, ya no sólo, en sueños.

 

Sobre aquel paso bipolar, sentí tarde que me susurrabas: quisiera

conocerte. Ya habías cruzado la calle, en medio nos separaba el río de

asfalto, nuestros caminos fueron durante unos segundos para-lelos, yo te

miraba, diciéndote: espera, aún no te vayas. Tú tomaste la rampa del viejo

Turia, dándome de nuevo la cara, y a siete carriles de distancia nos

volvimos a ver; tú te ibas, girando con tu inercia, y yo… te esperaba del

otro lado, huyendo de mi olvido.

Ya desaparecías tras la piedra, la misma que me habías observado

acariciar, nuestras miradas aún permanecieron hiladas un aire, por el que

yo te susurré: soñé contigo, en un lugar distinto, nuestras almas se

abrazaban, sostenidas por la mirada, también yo quisiera conocerte, vete

tranquilo, tal vez, así sea, en la otra vida, donde soñé contigo.

 

A tiempo

Al espejo

Estándar

Pushing Away – Kevin Garrett

https://youtu.be/FilQRUxzoX8

Estación de tren de Canfranc

Abrázame fuerte,
Rodea mi cara
Entre tus manos,
Susúrrame que,
Siempre,
Mantendrás mis manos
Calientes, que
Me harás reír
Cuando nos encontremos
Paseando entre las calles,
Que
Bailarás a un ritmo que
Sólo sigan nuestros pies.

 

“Abrázame fuerte”:
Digo mirándome
Al espejo,
Rodeándome la cara
Con mis manos,
Susurrándome que,
Siempre,
Mantendré mis manos
Calientes, que
Amándome, aprenderé
A quererte, que
Amándome, podrás
Quererme.

Al espejo - en la estación de tren de Canfranc

Al espejo – en la estación de tren de Canfranc, gracias a Carlitos (el chamán Timao) por hacerme de tan buen fotógrafo, a E y a Ce por darme a conocer aquel mágico lugar, y a todas las personas maravillosas que formaron parte de aquel acueducto mostrándome de lo que está hecho el Amor.

 

El tango de once

Estándar

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMatthieu Saglio – L’Eclipse
https://youtu.be/-PfbvS2jQNM

Un ronroneo caliente le acaricia la pierna, Fabián baja la mirada, Borges se la devuelve, hambriento. Nada en la cocina, tendrá que salir, pero recién anochece… Borges maúlla insistente, Fabián le rasca el cuello. Es solo cruzar la vereda, se dice Fabián, llevar las llaves y solo dos monedas, nada de importancia se convence Fabián, todo estará bien, Fabián.

Tras la puerta, echando el cerrojo, un ronroneo caliente le tintinea la pierna, Fabián baja la mirada, unas Nike rojas se la devuelven, roídas y sucias; un adolescente tendido sobre el suelo del pasillo se convulsiona, junto a su puerta, que se queda sin habla. (Continúa: http://lasdoscastillas.net/el-tango-de-once-por-alisa-de-trevi/)

Gracias al Pollo, a Maria Haide y Ceci,
Por compartir sus vivencias.

YouTube – Paco:
https://youtu.be/KXdh00GdS88

Fumando espera el amor que no llega

Estándar

image

Audio: “Fumando Espera” en YouTube – https://youtu.be/DQMWFQC0bx4

El humo me arrebata la garganta, me rasco el paladar con él. Tiro el bolígrafo, echo mano al vaquero: ya no estás. Levanto la cabeza de la partitura buscando algún consuelo, el cielo me devuelve la mirada, la noche fuma y la brisa arrastra las volutas de nubes sobre mí.

image

Miro alrededor, la terraza está semidesierta, salvo por ella que… http://lasdoscastillas.net/fumando-espera-al-amor-que-no-llega-por-alisa-de-trevi/

Midriasis (ganador ex aequo del Certamen de Microrrelatos “Las dos castillas”)

Estándar

Suena el despertador, como cada mañana. midriasis2

Como cada mañana de lunes a viernes,

me despeino, me desmaquillo,

dejo de ducharme, de lavarme los dientes…

http://lasdoscastillas.net/certamen-microrrelatos-ganador-ex-aequo-midriasis-de-alisa-de-trevi/

 

Midriasis